El pasado 20 de julio, el cardenal Ángelo Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, firmaba el «nihil obstat» para el inicio del proceso de beatificación de cien mártires de nuestra diócesis.

De este modo, se cierra el primer paso para que los casos de estos cien fieles diocesanos, entre sacerdotes y laicos, así como una religiosa, sean estudiados durante el proceso de beatificación. Todos ellos entregaron su vida durante la persecución religiosa en España, entre 1936 y 1939.

Entre ellos, están los sacerdotes manzanareños:
FRANCISCO LOPEZ DE LA MANZANARA Y PEÑUELAS
GABRIEL FERNÁNDEZ-ARROYO MASCARAQUE
JOSE PARDILLA MORALEDA
VICENTE MASCARAQUE GONZALEZ-CALERO
TOMÁS MELLADO PÉREZ VALIENTE
ISIDRO ARROYO CHACÓN
JUAN LORENTE GOMEZ

Así como el laico FRANCISCO OLIVARES GALIANA, santero de Nuestro Padre Jesús del Perdón, conocido en Manzanares como “PAQUITO”

El 9 de mayo de 2012, fueron entregados en Roma a Monseñor Marcello Bartolucci, arzobispo secretario de la Congregación para las   Causas de los Santos, los listados de los 466 mártires de la Guerra Civil Española (1936-1939), que forman la llamada Causa Toletana, con motivo de la solicitud del “nihil obstat”.

La Diócesis de Ciudad Real llevó hasta Roma las biografías de 100 mártires, solicitando, con el resto de mártires de las demás provincias, que la Congregación para la Causa de los Santos, otorgará el “nihil obstat” y decretara que no hay impedimento para que se lleve a cabo el proceso diocesano de beatificación, como mártires, de estos ciudadrealeños. En concreto, el proceso de la Diócesis de Ciudad Real incluye 75 sacerdotes, 1 religiosa y 24 laicos que se distinguieron por su ejemplar vivencia de fe.

Con esta aprobación la Santa Sede da “luz verde”, después de cuatro años de estudio, a los 466 procesos de beatificación. Obtenido el Decreto, el Obispo diocesano debe dictar el Decreto de Introducción de la Causa de los ahora Siervos de Dios.