Semana Santa Cofrade

La de 2021, una vez más, será una Semana Santa sin Procesión del Silencio. Pero en el interior de nuestra Ermita se ha preparado todo, para que vivamos intensamente cada uno de los días de la Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo.

De una manera sencilla, pero digna, comenzamos por instalar en la fachada una gran pancarta en la que anunciamos a los cuatro vientos que nuestra Hermandad vivirá cristianamente la Semana Santa y a ello estamos convocando a todos los habitantes de esta ciudad y muy especialmente a nuestros hermanos y hermanas y a todas sus familias.

Y en el interior, sencilla, pero dignamente, hemos querido representarla, con lo más querido que tenemos: nuestra imágenes, cada una en su sitio, pero con más luz, nuestros estandartes, nuestra cruz de guía, nuestras pieles de nazarenos y nazarenas, convertidas en túnicas moradas y verdes, nuestra reglas, por las que nos regimos y las que nos convierten en unidad hermanada, en Hermandad y, nuestros faroles, prestos y dispuestos para alumbrar la calzada, por la que, en esa noche, ya de madrugada, recorrería físicamente, sus calles, las de su pueblo, con su gente agolpada a su alrededor, Nuestro Padre Jesús del Perdón.

No saldremos tampoco este año, pero desde ya, a todos y a todas os convocamos, con las medidas estrictas que nos han dado nuestras autoridades, a visitar, como todas las Semanas Santas, la Ermita, y pararos frente al Sagrario, que este año no estará vacío como otras semanas santas, para pedir al Señor su protección y ayuda en estos momentos difíciles que estamos viviendo. Entonces y solo entonces, será ya todo el tiempo para recrearnos, con nuestros trajes de fiesta, frente a nuestras sagradas imágenes y pedirles y contarles y darles gracias y todo lo que cada uno tenga por costumbre. Somos afortunados de poder tener, juntos, a Jesús Sacramentado y Jesús del Perdón. Todo un lujo, hermanos y hermanas.

Y por la tarde, por primer año, Jueves y Viernes Santo, tendremos los oficios de la Cena y la Muerte del Señor y el Sábado Santo, al atardecer, la Vigilia Pascual. Todo ello en nuestra Ermita de la Vera Cruz. Sabemos que puede que se quede pequeña, porque es pequeña y además hay que respetar el aforo marcado por las autoridades, pero es que hemos de hacerla más pequeña todavía, acudiendo a celebrar estos días sagrados, junto a nuestros hermanos y hermanas y en la presencia bendita de Jesús Sacramentado en nuestro Altar y nuestro Sagrario.

Hermanos y hermanas quedáis convocados a todas las celebraciones y momentos que tendrán lugar en nuestra casa común y, os deseamos unos santos y felices días, en esta Semana Santa tan peculiar y tan importante para todos nosotros y nosotras, cristianos y cristianas de Manzanares, agarrados al cordón de Nazareno, de Nuestro Padre Jesús del Perdón. Bendito sea Dios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies