Darse, entregarse, partirse, repartirse…

Celebraciones 2021 en honor de Nuestro Padre Jesús del Perdón

Son tantas las palabras que hemos escuchado a lo largo de los actos y celebraciones organizados por esta Hermandad, que Tú tutelas, Padre Nuestro, que, forzosamente hay que quedarse con algunas, para fijarlas de manera indeleble en nuestra memoria y hacerlas vida dentro de nosotros. Porque si todo esto no valiera para que intentáramos ser un poquito, solamente una pizca, como Tú, estaríamos perdiendo ese tiempo que nos regalas, para dedicarlo a que seas protagonista en nuestras vidas, en las vidas de nuestros conciudadanos, en la vida de un pueblo que te adora y, siempre, vuelve la mirada hacia Ti, sobre todo en los momentos de incertidumbre, de pesar, de agobio, de no saber qué hacer ni por dónde tirar. Aunque también, acudimos a tu Ermita o, simplemente, te dedicamos nuestras plegarias a recordar las maravillas que haces en nuestras vidas y te damos gracias, sinceras, intensas, felices, de hijos y hermanos agradecidos, que te quieren y, por ejemplo, desearían verte en la calle, en ese traslado precioso, en esa procesión magnífica, en esos novenarios sin mascarilla. Pero, no va por ahí la cosa este año, porque de todas formas no hubiera salido la procesión por la lluvia, pero hubiéramos seguido dándote gracias y pidiéndote que nunca dejes de mirarnos y ampararnos, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Y en ese protagonismo que siempre queremos darte, el día 28 de agosto, en el Gran Teatro, tuvo lugar el Pregón de las Fiestas Patronales, a cargo de un manzanareño, que lleva impreso en la piel y adherido a sus palabras, siempre, el nombre de Manzanares, el doctor don Pedro Villarroel González-Elipe, manzanareño residente en Madrid, pronunció un pregón entrañable donde los haya, comenzando por descomponer la palabra PERDÓN, procedente del vocablo latino perdonare que se traduce por darse y partiendo de ahí, nos fue deleitando con una serie de recuerdos, vivencias y añoranzas, que comenzaron en su niñez, después en el Instituto Laboral, sazonados con menciones familiares y de tantas personas que influyeron en su vocación de periodista e investigador histórico, que le insufló Melchor Díaz Pinés, siguiendo con el consejo de don Emiliano García Roldán, que inclinó su vocación hacia la Medicina, donde siempre estuvo presente su familia y muy mucho la llave de su actual familia, su esposa.

Con jalones o jirones de historia local, esa que él sigue escribiendo y que ha bautizado como MANZANARES 1912 o en los artículos que, cada mes, publica en la revista Siembra.  

Después llegó el traslado del día 4 de septiembre, que, por supuesto, no fue como los traslados que añoramos de tiempos pasados, A las siete de la tarde, flanqueada la carroza, bellamente engalanada con alegres flores, por los miembros de la Junta de Gobierno, salió Jesús del Perdón en su trono, camino de la Parroquia, donde se le había abierto un hueco en la puerta de entrada, para que el Patrón de los manzanareños, pudiera pasar a su casa grande, sin el obstáculo de los andamios restauradores, y permanecer en su sitial durante todo el novenario, que este año ha tenido como predicador al sacerdote manzanareño, recién nombrado Párroco de la de Santa Quiteria de Fuente el Fresno, don Miguel Francisco Moraleda Jiménez, quien a lo largo de ocho noches, porque la del día ocho, por compromisos ineludibles de tres parroquias y cinco aldeas en su actual destino de los montes, celebró, magníficamente, esa porción de novenario, el Párroco don Benito Huertas Sánchez.

Ha sido una predicación, en la que nos dejó, entre muchos cientos de ellas, la palabra ENTREGARSE, al hilo de la liturgia de cada día, en la que se apoyaba para dejarnos intensas y breves reflexiones que, a buen seguro, han calado muy hondo en todos los presentes que, por cierto, han acudido en gran número y han abarrotado el aforo del templo en la mayoría de las noches de novenario. Las predicaciones de don Miguel-Francisco, las incluimos en el apartado correspondiente de nuestra web, para que las escuchen todas las veces que quieran. Y durante esas nueve noches y el 14 de septiembre, día grande, donde los haya en Manzanares, pudimos COMPARTIR las palabras PARTIRSE Y REPARTIRSE, en esa acción de gracias inigualable que es la EUCARISTÍA, donde participamos, intensamente, como Dios manda, en las mesas del Señor: la de la PALABRA y la del BANQUETE EUCARÍSTICO que nos sacia, para insuflarnos esa Vida, que a veces creemos poseer por nuestros méritos y que la adquirimos por pura gracia de Dios.

La música, corrió a cargo de los Coros Parroquiales de Altagracia, los cuatro primeros días, y de la Asunción, los cinco restantes.

Y, el día 14 de septiembre, día de la Exaltación de la Santa Cruz, con el coro de Unidad de Acción Pastoral de Manzanares, dirigido por don José Felipe, en todo lo alto de nuestro templo parroquial de la Asunción, comenzamos un día lluvioso y, no porque estuviéramos tristes ni con ganas de llorar, porque el templo estaba como cada día 14 de septiembre: ABARROTADO, RESPETANDO EL AFORO PERMITIDO y nos alegramos el doble, cuando recibimos la visita de ese sacerdote venezolano que quedó muy dentro de nuestros corazones, don Oscar-Argenis Olivares Pino, quien celebró en solitario la Misa de Hermanos, dedicando hermosas palabras a su estancia en nuestra ciudad y analizando, teológicamente, ese “tanto amó Dios al mundo…” del evangelio del día.

A continuación, bendición de medallas e imposición de las mismas, a los hermanos y hermanas que se incorporan a la Hermandad este año y, tras una breve pausa, nos encontramos, nuevamente, con la Coral Polifónica Mater Assumpta, en los cantos, con nuestras autoridades locales, con el señor Alcalde al frente, junto a la representación del todo Manzanares, cofrade, asociativo, etc., al pie del presbiterio que ocupaban, como lo han ocupado a lo largo de todo el novenario, con la lectura del ejercicio de la novena y la ayuda a los sacerdotes, nuestros seminaristas, Martín, Diego y José Ángel, a los que no acompañaba en esa ocasión, el cuarto seminarista, Jesús Manuel, y, en cuanto a ese nuevo regalo que son los sacerdotes, a los que gracias a Dios no nos cansaremos de agradecerles su asistencia y presencia constante en nuestra Hermandad, concelebraron con don Miguel-Francisco, don Jerónimo, don Secundino y don Benito.

Después, casi a la puerta del templo, allá quedó Jesús del Perdón, para recibir a todo el que quiso visitarlo a lo largo de la tarde. Fue un reguero de personas, que, venciendo la pereza por la lluvia, acudían a contemplar, suplicar y agradecer al Señor, todas esas cosas que quedan y quedarán por siempre entre Él y sus hijos e hijas de Manzanares. Hasta que, por fin, cuando la lluvia dio una tregua breve, sobre las diez menos cuarto de la noche del 14 de septiembre, Jesús del Perdón fue trasladado, deprisita, porque no estaba la noche para otra cosa, a su Ermita, por parte de los miembros de su Junta de Gobierno, siendo entronizado nuevamente, en su camarín, al día siguiente, donde nos espera, cada día, como siempre.

Por si alguien quiere un testimonio de lo que esa fe en Jesús del Perdón significa, ya hay alguna familia de Manzanares, que no pudo estar ese día en Manzanares, sino en un hospital, con muchos temores, que atribuye a esa estampa que se ha entregado este año, como una prolongación milagrosa de este Jesús, que siempre se levanta, para ayudarnos a levantarnos en tantos y tantos apuros y situaciones imposibles que la vida, a veces, nos depara, y está a nuestro lado en todas las fiestas que celebramos unidos. ¡VIVA NUESTRO PADRE JESÚS DEL PERDÓN!

Y, si es posible, ayúdanos Señor, para que el año que viene podamos verte pasar por nuestras calles, regalándonos tu mirada milagrosa. Sabes que la nuestra, fija e imperturbable, salvo por tantas lágrimas, casi siempre de alegría que corren por nuestros rostros, nunca te ha de faltar. Bendito seas por siempre Señor.

Fotografías de Carlos Caba y manzanares.es

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies